Trabajar con jóvenes extutelados y/o en riesgo de exclusión social es un camino de éxito para la inclusión

El 30 por ciento de los jóvenes extutelados y/o en riesgo de exclusión social atendidos por Cruz Roja son españoles, y el 70 por ciento inmigrantes, lo que nos lleva a la reflexión de que, como sociedad no hemos sabido identificar las carencias y necesidades de un elevado número de jóvenes que representan el presente y futuro de nuestro país.

 

Siendo una dura realidad y muy compleja, para Cruz Roja es uno de los programas más satisfactorios por cómo contribuye directamente a la construcción de una mejor sociedad.

 

De todos los jóvenes extutelados y/o en riesgo de exclusión social que atiende la Organización, el 70 por ciento participa de los proyectos integrales de Cruz Roja para favorecer su emancipación y muestra una alta fidelidad a los programas de voluntariado.

 

Casi la mitad, el 46 por ciento, sienten ansiedad o depresión produciendo un bajo nivel de autoestima, una de las mayores barreras para conseguir empleo y autonomía. Sin embargo, cerca del 60 por ciento de los atendidos por Cruz Roja han trabajado en algún tipo de empleo a pesar de su juventud y con anterioridad a la media española.

 

Más del 50 por ciento vive en pisos compartidos donde han aprendido a autogestionarse y desarrollar conductas de convivencia, pero un 10 por ciento se ve obligado a vivir en la calle o en situación de alta precariedad.

 

El 55 por ciento no tiene a nadie a quien acudir ni que le exprese afecto, cariño o acompañe.

 

El programa integral de apoyo a la emancipación de Cruz Roja consiste en:

 

  • El apoyo para conseguir un empleo, vinculado en muchos casos a la situación documental.
  • El apoyo para seguir estudiando.
  • Ayudas económicas.
  • Ayudas para la vivienda.
  • Acompañamiento social.
  • Formación profesional.
  • Asesoramiento jurídico.
  • Apoyo psicológico.

 

Historia de vida de Ismail El Majdoubi, joven extutelado de Cruz Roja Madrid

https://zonacreo.com/entrevista-ismail/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *