Mujer, entre 20 y 29 años, y con estudios superiores, el perfil mayoritario del voluntariado de Cruz Roja frente al COVID-19

50.000 personas se han sumado al voluntariado de Cruz Roja Española para hacer frente al COVID-19. “Son el músculo de la Organización, la base de la mayor operación de la historia de Cruz Roja en cuanto a movilización de recursos, capacidades y personas“, resalta Moisés Benítez, director de Voluntariado de la Organización humanitaria.

Estos voluntarios y voluntarias participan en un llamamiento histórico, el Plan Cruz Roja RESPONDE frente al COVID-19, que, lanzado el pasado mes de marzo, tiene el objetivo final de atender a más de 2.400.000 personas vulnerables ante la pandemia. Hasta la fecha, Cruz Roja ha atendido ya a cerca de 2 millones de personas en situación de vulnerabilidad, a través de una respuesta integral en sus áreas de emergencias, inclusión social, educación y empleo, y que continuará e intensificará hasta finales de año.

Traslados sanitarios, despliegues de albergues e infraestructuras hospitalarias, apoyo psicosocial, educación virtual para niños y niñas vulnerables o distribución de bienes básicos de primera necesidad son algunas de las labores que están llevando a cabo estas 50.000 personas y que se prolongarán hasta el próximo mes de diciembre.

Pero, ¿quiénes son estas 50.000 personas voluntarias, la primera línea de Cruz Roja frente a la pandemia?

La mayor parte de ellas, el 60%, son mujeres, con una edad mayoritaria de entre 20 y 29 años (32%) y con nivel de estudios superiores (54%), destacando además los profesionales de la rama sanitaria, de administración, educación y logística.

El principal interés de estos nuevos voluntarios y voluntarias es participar en las áreas de Socorros y Emergencias (54%), y de Salud (50%), mientras que, antes del COVID-19, se inclinaban más por la Inclusión Social o Juventud“, explica Moisés Benítez.

Cabe destacar además que el 43% desea participar en el área de Medio Ambiente frente al COVID-19, y el 40% en Educación.

En cuanto a las actividades concretas en las que desean participar, destaca especialmente la distribución de bienes de primera necesidad y el acompañamiento a personas que lo necesiten, “intereses evidentemente condicionados por la coyuntura de la crisis en la que nos encontramos“, señala el portavoz de Cruz Roja.

Por otra parte, la disponibilidad mostrada por los nuevos voluntarios de Cruz Roja es “mucho más abierta de lo habitual, lo cual está claramente vinculado a la situación de emergencia en la que nos encontramos“, indica Moisés Benítez.

Ampliación el Plan Cruz Roja RESPONDE

El plan Cruz Roja RESPONDE es un plan concreto de actuación y respuesta integral lanzado en marzo para responder a la situación generada por la pandemia.

Tras su ampliación en mayo, en total el plan Cruz Roja RESPONDE tendrá una duración de 9 meses y durante ese periodo se espera atender a más de 2.400.000 personas vulnerables, movilizando a 50.000 personas voluntarias, más 25.000 de ellas de nueva incorporación, que materializarán las respuestas previstas en todo el territorio a través de más de 1.400 puntos de atención y también de forma telemática y/o telefónica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *