Mensaje de Javier Senent, presidente de Cruz Roja Española, con motivo del Día Mundial de Cruz Roja y la Media Luna Roja

Queridas amigas, queridos amigos:

 

Hoy día 8 de mayo celebramos el Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. En esta ocasión, hemos considerado que el lema más idóneo para la realidad social que vivimos sea “POR HUMANIDAD”.  Y lo hemos hecho para animarnos a reflexionar sobre el alcance que tiene esta palabra, que nosotros escribimos con mayúsculas, pero sobre todo, para ratificarnos en que cualquier camino para alcanzar la convivencia y la paz pasan por la comprensión y el respeto mutuo a las ideas, creencias, formas de vida, culturas y todo aquello que forma parte de los matices que nos hacen ser peculiares y diversos pero, sobre todo, iguales. Por ello, seguiremos comprometidos con la búsqueda de nuevas respuestas para luchar contra la desigualdad de oportunidades, la discriminación y la dificultad para acceder a los derechos humanos y sociales.

 

En Cruz Roja nos ocupan y preocupan las personas vulnerables, independientemente de que lo sean a causa de conflictos, desastres naturales, exclusión social, pobreza, discapacidad o cualquier otro factor que las coloque en situación de vulnerabilidad y afecte a su dignidad y nos alarma que podamos ver a quienes sufren o están en situación de dificultad sólo como colectivos sin más: inmigrantes, refugiados, mujeres maltratadas, pobres, discapacitados, … sin observar las vulnerabilidades que padecen individualmente.

 

En la Asamblea General de Cruz Roja, que acabamos de celebrar muy recientemente, entre otros muchos retos, nos hemos fijado dirigir todos nuestros esfuerzos y capacidades para llegar a lugares en los que todavía haya personas vulnerables que puedan estar pasando desapercibidas y también, ser capaces de movilizar a la sociedad para atender sus necesidades. Todo ello, poniéndolas en el centro de nuestra atención y buscando con ellas todas las formas posibles que les permitan superar sus dificultades y devolverles la dignidad a la que tienen derecho. Queremos estar cerca de ellas, sin que se sientan juzgadas y sólo solicitar su esfuerzo para poder lograr conjuntamente la autonomía y fuerza necesarias para que consigan dirigir sus vidas y garantizar el bienestar de sus familias.

 

Las imágenes que veréis EN ESTE VIDEO son opiniones de personas con diferentes experiencias de vida y procedentes de diversas realidades y no dejan lugar a dudas, todas confluyen en la consideración de que la palabra Humanidad es algo que no sólo engloba a todas las personas del planeta, sean quienes sean o vivan donde vivan, sino que, además, las considera iguales en derechos y deberes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *