Más de 1.500 personas de la Región de Murcia accedieron a un empleo en 2020, con el apoyo de Cruz Roja Española

La crisis sanitaria y socioeconómica generada por la COVID-19 en España ha afectado de forma sustancial a todas las personas, agravando la situación e incrementando el riesgo de pobreza y exclusión social de millones de personas.

 

Uno de los ámbitos que está sufriendo un mayor impacto por la crisis que ha generado la pandemia es el aumento del desempleo, especialmente entre las personas más vulnerables como son las personas jóvenes, las mujeres, las personas inmigrantes y las personas mayores de 45 años.

 

 

Para hacer frente a esta situación, hemos reforzado la intervención y las respuestas específicas y especializadas para intervenir con las personas más vulnerables, que debido a la crisis se encuentran todavía en una situación de mayor desventaja en su acceso al mercado laboral”, afirma Consuelo Cuadrado, directora del Área de Empleo de Cruz Roja en la Región de Murcia. “Se trata de una intervención basada en acciones y actividades encaminadas a mejorar la empleabilidad y la inserción laboral de las personas, promoviendo la igualdad de oportunidades en el empleo y contribuyendo a que puedan acceder a puesto de trabajo que les garantice unos medios de vida sostenibles para ellas mismas y sus familias como derecho fundamental”, recalca la directora del Área de Empleo.

 

 

Por todo ello, una de las líneas clave , en este sentido, es precisamente apoyar en materia de empleo también a las personas más vulnerables”, resalta Consuelo Cuadrado, directora regional, cuyo objetivo para adaptar, reforzar la empleabilidad y favorecer el acceso al mercado laboral de las personas que lo tienen más difícil en este contexto.

Durante el 2020, 4.375 personas han sido atendidas desde el Plan de Empleo de Cruz Roja, de las cuales 1.334 son personas jóvenes menores de 30 años, con respuestas de información y orientación laboral, seguimiento telefónico y acompañamiento en el empleo a las personas con más dificultades para acceder al mercado laboral, todo ello en el desolador contexto originado por el COVID, pero que igualmente hemos conseguido un 36% de inserción laboral, con 2.357 contratos para 1.575 personas de la Región, gracias a las alianzas creadas con 442 empresas de la Región de Murcia. 

 

De las personas participantes de los Programas de Empleo un 65% son mujeres, de las cuales más del 20% forman parte de Proyectos específicos para mujeres, enmarcados en Itinerarios para la Igualdad y el Empoderamiento.

 

A partir de ahora, Cruz Roja en materia de empleo pone en su foco la denominada brecha digital: “los principales retos del Plan de Empleo de Cruz Roja en los próximos meses se centran en reducir la brecha digital de las personas, tanto para poder capacitarse en oficios emergentes como a la hora de buscar trabajo, donde prácticamente todos los procesos de selección y formación se realizan de forma digital.” señala la directora del Área de Empleo de Cruz Roja en la Región de Murcia.

 

En este contexto, el Servicio Multicanal de Información y Orientación laboral CRE-e se ha mostrado como un servicio fundamental del Plan de Empleo de Cruz Roja para estar cerca de quienes están en un proceso de búsqueda de empleo. Todos los canales de este servicio se han reforzado para solventar todas las dudas de la ciudadanía, desde conocer el alcance de las medidas adoptadas durante la pandemia hasta saber cómo solicitar prestaciones o qué trámites realizar si la persona se veía afectada por un ERTE, entre otros asuntos relacionados con el plano laboral ante esta situación de crisis.

 

 

La pandemia redefine el Plan de Empleo

La declaración del estado de alarma el año pasado por la pandemia de la COVID-19 conllevó la necesidad de redefinir todas las actividades de orientación y capacitación laboral para ser desarrolladas en un formato on line. Con el objetivo de que ninguna persona quedara fuera de estas actividades virtuales por falta de equipamiento tecnológico, el Plan de Empleo de Cruz Roja realizó un censo tecnológico, entre más de 9.000 personas a nivel nacional, con el objetivo de conocer en detalle el equipamiento con el que contaba cada persona.

Conforme a los datos obtenidos un 30% de las personas con las que se trabaja en el Plan de Empleo no dispone de ningún dispositivo con conexión a Internet. Por este motivo Cruz Roja ya ha distribuido en régimen de préstamo más de dos mil tablets que facilitarán el acceso a actividades on line de mejora de la empleabilidad. De igual forma se han facilitado más de dos mil tarjetas de datos.

Ahondando en el perfil de los participantes en el Plan de Empleo, el 65% fueron mujeres, el 38% eran menores de 30 años, el 33% no tenían estudios o no los habían terminado, el 64% estaban parados, un 33% inactivos y un 3% ocupados.

 

Otra medida puesta en marcha en este proceso de reorientación a la situación sobrevenida a la declaración del estado de alarma fue conseguir que todas las acciones formativas estuviesen disponibles en formato responsive, ya que el censo mostró que entre las y los participantes con conexión a Internet, el teléfono móvil era el dispositivo más habitual. Igualmente se han puesto en marcha acciones específicas enfocadas a mejorar las competencias digitales del 43% de participantes cuyo nivel en este tipo de competencias es básico o nulo. La lucha contra la brecha digital es, en estos momentos, más necesaria que nunca puesto que el formato on line se ha convertido en imprescindible para continuar con la actividad. El Plan de Empleo de Cruz Roja trabaja para que las personas en dificultad social, y en especial las mujeres, no sumen al impacto generado por la Covid-19 en el conjunto de la sociedad, un doble impacto derivado de sus dificultades de acceso a las competencias digitales.