La Comunidad gestiona más de 500 interpretaciones de árabe en los recursos de atención a las víctimas de violencia de género

En febrero se cumplirá un año desde que la Consejería de Mujer e Igualdad puso en marcha este servicio junto con Cruz Roja que ha atendido las demandas de casi 200 mujeres en un idioma comprensible.

El servicio de interpretación de lengua árabe que se lleva a cabo en los recursos especializados de atención a las víctimas de violencia de género realizó el año pasado un total de 531 traducciones.

La Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social, a través de la Dirección General de Mujer y Diversidad de Género, puso en marcha este recurso pionero en febrero de 2021 que se presta en los centros de Atención Especializada para Mujeres Víctimas de Violencia (CAVI), en el Centro de Emergencia y en las casas de acogida.

La cifra de usuarias atendidas a lo largo de los once meses de funcionamiento fue de 194, y la práctica totalidad de las traducciones se realizaron del español al árabe, aunque también algunas de las víctimas demandaron el servicio de intérprete en francés.

El servicio de traducción al árabe se ejecuta gracias a un contrato suscrito entre la Dirección General de Mujer y Diversidad de Género y la Oficina Autonómica de Cruz Roja en la Región de Murcia.

Según datos facilitados por la entidad, de estas atenciones realizadas, 247 corresponden a trabajadores sociales, 234 fueron demandas relacionadas con la asistencia jurídica y 57 con la asistencia psicológica.

La demanda del servicio de intérprete de árabe se mantuvo de forma estable en el periodo comprendido entre febrero y diciembre de 2021, con una media de 50 peticiones. Los meses en los que se registraron menos peticiones fueron febrero -primer mes del servicio- con 22 y agosto con 36 peticiones, mientras que el mes con más demanda fue septiembre, con 62 peticiones.

Los centros más recurrentes en la demanda de este servicio fueron los CAVI de San Javier (174), de Lorca (88) y de Cartagena (86 demandas).

Además de realizar la interpretación en árabe para que las mujeres víctimas de violencia pudieran recibir atención personalizada, este servicio también llevó a cabo otras tareas de traducción del español al árabe a solicitud de las profesionales de los CAVI, como audios de relajación o campañas de sensibilización contra la violencia de género.