Cruz Roja ya está repartiendo los 3.3 millones de euros donados a La Palma entre las personas afectadas

Gracias a miles de personas y entidades de todo el mundo, y el apoyo de cerca de 100 entidades y empresas de Canarias, Cruz Roja ya está trabajando en una cartera de proyectos a corto, medio y largo plazo para apoyar y asistir a las personas damnificadas por la erupción del volcán de La Palma, y contribuir a su recuperación. La cifra de la recaudación conseguida en estos 25 días de emergencia asciende a 3.350.896 millones de euros, que ya se han comenzado a repartir en diferentes formas de ayuda a quienes han perdido sus hogares y medios de subsistencia, prestando especial atención a aquellos núcleos familiares entre los que se encuentran niños y niñas, personas mayores o dependientes.

Desde el pasado 30 de septiembre se han repartido un total de 820 ayudas, de las cuales 331 son entregas económicas y 489 productos de primera necesidad. La Organización está potenciando sus capacidades con el fin de seguir aumentando las entregas y mantenerlas durante los próximos meses.

En el ámbito de la asistencia social, Cruz Roja se ha volcado para hacer entrega de tarjetas de compra para consumir en los distintos supermercados, tarjetas monedero para que puedan destinarlas a sus necesidades específicas, vales para material escolar y ayudas en el alquiler de viviendas. Del mismo modo, son de gran importancia la entrega de productos nuevos de higiene personal de adulto y bebé, limpieza del hogar, ropa, y de enseres para el hogar, previstos comenzar su reparto en breve, y que incluirá, entre otros, electrodomésticos.

‘Sonrisas libres’, la atención a menores de Cruz Roja

Cruz Roja Juventud está trabajando de manera paralela a la gestión de la emergencia en cuidar la atención de los niños y niñas, y jóvenes de hasta 30 años en las zonas afectadas. Con ese propósito, nace ‘Sonrisas libres’, en el municipio de Los Llanos de Aridane, un espacio lleno de pensamientos positivos en los que disfrutar de ocio gratuito todas las tardes distribuido por edades. Juegos de mesa, manualidades, juguetes, ordenadores portátiles con conexión a internet o videoconsolas son algunas de las actividades de ocio en el interior, que se complementan con excusiones o sesiones de cine como salidas programadas.

Todo ello permitirá que se creen nuevas redes de apoyo, se trabajen las habilidades sociales y se ofrezcan alternativas de ocio que les evadan por momentos de la situación que se vive en La Palma.

Además, Cruz Roja Juventud refuerza su proyecto ‘Promoción del éxito escolar’ desde la Asamblea Comarcal Oeste La Palma, en Los Llanos de Aridane: comienzan sesiones de refuerzo en las tareas escolares entre los niños, niñas y jóvenes de 6 a 16 años de la isla.

Apoyo psicosocial

Para atender las necesidades psicológicas y realizar un acompañamiento emocional a las personas damnificadas desde el primer momento, Cruz Roja mantiene el despliegue de sus Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) de Atención Psicosocial en el hotel donde se encuentran las personas evacuadas, habiendo realizado hasta la fecha más de 435 atenciones. Además, se ha puesto en marcha el servicio de apoyo psicológico ‘Cruz Roja Te Escucha La Palma’, con el teléfono 900 107 917, para reforzar el trabajo presencial de los equipos de emergencia de manera confidencial y gratuita, y llegar a más personas que quisieran ser atendidas mediante el contacto telefónico.

El objetivo es proporcionar atención psicológica o acompañamiento emocional a la ciudadanía palmera afectada por este fenómeno natural, a fin de aliviar, en la medida de lo posible, el sufrimiento emocional que les ocasiona la pérdida de la vivienda, el desalojo, la pérdida de terrenos o el empleo, o la incertidumbre ante lo que pueda suceder. La llamada es gratuita y confidencial, y el horario de atención es de lunes a jueves, de 09:00 a 13:00 y de 15:00 a 19:00 horas, y viernes en horario de mañana.

A esto se suma el servicio de llamadas de agenda que se están realizando con las personas evacuadas de Los Llanos, Tazacorte, El Paso y Fuencaliente, municipios desalojados, con el objetivo de conocer cómo se encuentran y ofrecerles ayuda, y detectar posibles necesidades presentes o futuras en las que Cruz Roja pudiera ayudarles. Hasta el momento se han contactado con 1.000 usuarios y usuarias.

 

Resto de ayudas

La erupción del volcán ha dejado centenares de hectáreas arrasadas, viviendas sepultadas por la lava y miles de ciudadanos evacuados, que se encuentran en situación de emergencia social, presentando carencias materiales que les dificulta el desarrollo de su vida cotidiana y la cobertura de sus necesidades básicas. Ante esta grave situación, Cruz Roja, además de continuar en primera línea de la Emergencia en el ámbito de protección civil, se ha volcado con la asistencia social a las personas afectadas, pero también ha habilitado un Centro Logístico en La Palma de 1.500 metros cuadrados en el municipio de El Paso en el que almacenar las donaciones recibidas de empresas y entidades, y los productos adquiridos con los fondos propios y recaudados por la Institución, para su distribución a las personas afectadas. Del mismo modo, se está trabajando en acondicionar a corto plazo de un espacio que permita servir de consigna para guardar enseres y mobiliario de los damnificados y damnificadas.

De manera paralela, Cruz Roja reparte en la calle más de 50.000 mascarillas FFP2, y 5.000 gafas protectoras en los municipios afectados por la erupción o la ceniza del volcán, siendo entregado este material tanto a la población en general, como al personal interviniente en esta emergencia.

Dentro de las prioridades de Cruz Roja en su virtud en su ayuda continuada se encuentran garantizar la seguridad alimentaria y la salud de la población (tanto la instalada en recursos de alojamiento provisional, como las personas reubicadas con familiares o amistades), el apoyo psicosocial, el acceso a los derechos sociales, el retorno y rehabilitación de las viviendas, el apoyo al empleo, el apoyo escolar y las actividades de ocio a niños y niñas de La Palma, y la cobertura de las necesidades educativas y de material escolar o tecnológico, entre otros.

Con este Plan de actuación, Cruz Roja refuerza sus mecanismos de respuesta en emergencias, y sus planes de Inclusión Social y Salud, y además en sus proyectos de futuro inmediato trata de ofrecer una respuesta integral desde todas sus áreas de conocimiento. Todo ello se hace posible gracias a las 70 personas que se volcaron de manera inicial en el dispositivo de emergencia, y las 150 que ya se encuentran activadas en la actualidad para dar soporte durante éste y los próximos años (personal de psicología, trabajo social, administración, logística, empleo, etc.). La población y resto de instituciones han valorado la cartera de proyectos de Cruz Roja, que aplica de manera rápida y directa la ayuda a la persona damnificada, con contacto directo.

Cruz Roja en Canarias tiene habilitado varios canales para colaborar con este operativo humanitario, a través de BIZUM (código 03165) o transferencia bancaria (ES90 2100 6617 8222 0097 4717).

Dispositivo de emergencia

El 19 de septiembre Cruz Roja comenzó a atender a las personas desalojadas en la isla de La Palma en un albergue provisional desplegado por su Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias en el acuartelamiento de El Fuerte, de Breña Baja, instalación del Ejército de Tierra de las Fuerzas Armadas en la que se preparó un dispositivo inicial para albergar a 600 personas. Además, por la isla se instalaron puntos de encuentro para la filiación de personas evacuadas: uno en Los Llanos de Ariane, y otro en El Paso. A las 70 personas desplegadas de manera inmediata, se les sumaron las 250 listas para sumarse al dispositivo para relevos o ampliación cuando fuera necesario.

Por el albergue de El Fuerte pasaron más de 456 personas, se realizaron 12 traslados sanitarios, y 28 evacuaciones de personas con movilidad reducida.

Además de a las personas desalojadas por la emergencia, Cruz Roja también atendió en todo lo necesario al personal interviniente, que trabaja cada día sobre el terreno, como la Unidad Militar de Emergencias, la Agrupación de Bomberos y Bomberas Profesionales de en Canarias, personal sanitario del SAMU de Sevilla, y el servicio de bomberos voluntarios de Canarias.

Cruz Roja está en todo momento en coordinación con el Gobierno de Canarias para la gestión del avituallamiento y el apoyo logístico a intervinientes; desde el 11 de septiembre, cuando se intensificaron y concentraron los primeros movimientos sísmicos, Cruz Roja Canarias ha estado participando en las actuaciones contempladas en el Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias, de acuerdo a los convenios suscritos con el Cabildo de la Isla y el Gobierno de Canarias, como entidad colaboradora del Sistema Nacional de Protección Civil. Durante la fase eruptiva, Cruz Roja además está participando en las reuniones del Comité Director y Comité Técnico del Plan de Emergencias.

En este dispositivo continúan activos aún en estos momentos sus Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencia (ERIE) de Albergue Provisional, Comunicaciones, Atención Psicosocial, Logística, y Búsqueda y Salvamento en el Medio Terrestre. Además, la Institución ha creado una Célula Logística en La Palma para dar apoyo y coordinar los recursos propios, y su trabajo con los diferentes intervinientes.

Al equipo de apoyo psicosocial, y los dos operadores diarios del equipo de Comunicaciones que trabaja en el Puesto de Mando Avanzado, se unen los equipos de Búsqueda y Salvamento en el Medio Terrestre con el apoyo de personal médico o de enfermería, que junto a rescatadores y rescatadoras sanitarios, intervienen en las zonas más conflictivas apoyando al resto de personal interviniente, colaborando en la limpieza de ceniza, acompañando a las personas desalojadas para la retirada de enseres, sin olvidar su razón de ser: el rescate en zonas de difícil acceso. Hasta la fecha han realizado más de 100 intervenciones

También hay disponible en todo momento vehículos adaptados a demanda para el transporte sanitario no urgente, y para el urgente, en colaboración con el Servicio de Urgencia Canario, y a petición de la Sociedad Estatal de Salvamento Marítimo, la embarcación de Cruz Roja desarrolla labores de prevención en la zona de exclusión marítima.