Cruz Roja refuerza la Unidad de Emergencia Social para atender a las personas sin hogar durante la crisis del COVID-19 en Cartagena

Los equipos voluntarios de Cruz Roja Española en Cartagena han reforzado la labor de la Unidad de Emergencia Social (UES) desde que se desató la crisis del Covid-19. Este equipo ha reforzado su labor habitual y presta ayuda a las personas sin hogar y a aquellas que viven en asentamientos improvisados en estos momentos de emergencia y alarma sanitaria.

De esta manera, el equipo de las UES ha mantenido y reforzado su servicio a los más vulnerables ofreciéndoles una cobertura de urgencia en aspectos básicos como alimentación, abrigo o higiene. Las personas beneficiarias de este servicio reciben de Cruz Roja comida y bebida caliente, sacos de dormir, ropa de abrigo, mantas y un kit de higiene básico.

Los equipos voluntarios de Cruz Roja integrantes en las UES no se limitan al reparto de alimentos sino que, además, se interesan por el estado de salud de las personas a las que atienden, trasladándolas a centros sanitarios en caso de que sea necesario, proporcionándoles material de primeros auxilios o medicamentos en aquellos casos en que se requiera. Cada persona atendida es registrada de manera que se le pueda realizar un seguimiento y proporcionarle una progresiva incorporación social, acompañamiento y asistencia emocional.

 

 

Refuerzo tras el decreto de alarma nacional 

 

Actualmente, el servicio de las UES está realizando una importante labor humanitaria que pasa por la recomendación expresa a las personas sin hogar para que abandonen su estancia en la calle e ingresen en los centros que ha habilitado en Ayuntamiento de Cartagena para ellos. En este sentido, los datos apuntan a que el número de personas sin hogar está descendiendo de forma considerable y ya se encuentra cada día a un número menor de ellas en las calles de la ciudad portuaria.

 

Andrés Ros, presidente de Cruz Roja Española en Cartagena, manifiesta su “orgullo y admiración por el equipo de voluntarios que está arriesgándolo todo en favor de las personas sin hogar. En estos momentos de incertidumbre no han dudado ni un momento en salir a la calle a desarrollar su trabajo de una forma altruista. Son seres humanos que tienen familia, que continúan trabajando y no dudan en invertir su tiempo libre en ayudar a los demás”.

El presidente de la institución añade que “en estos momentos se hace aún más necesaria que nunca la labor de este equipo voluntario, para proteger en la medida de lo posible a las personas que se encuentran sin hogar en el municipio de Cartagena”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *