Cruz Roja reconoce el esfuerzo que las Familias están haciendo para compensar los efectos de la crisis sanitaria y garantizar una crianza saludable

Cruz Roja, desde antes del comienzo del estado de alarma estaba ofreciendo apoyo anualmente a más de 83.000 niños/as y adolescentes y sus familias en dificultad social, casi 3.000 de ellos en la Región de Murcia. Durante la respuesta a las necesidades más básicas Cruz Roja ha ido detectando otras necesidades de carácter psicosocial, educativo y sanitario que está abordando, principalmente de forma telemática.

El confinamiento ha podido desencadenar muchos problemas psicológicos y sociales en todos los miembros de la unidad familiar y, en especial, entre niños, niñas y adolescentes: alteraciones del estado de ánimo, estrés, ruptura del proceso de socialización fuera del hogar, brecha digital en los casos de pobreza en el hogar que genera un desfase curricular en el proceso escolar, alteraciones del sueño, trastornos de conducta alimentaria, síntomas de ansiedad, trastornos psicosomáticos, duelos no elaborados, problemas de conducta o problemas relacionados con la adicción a la tecnología y al juego

Los diversos profesionales en la materia, consideran que el encierro puede no tener graves consecuencias para la infancia a largo plazo en términos generales, pero alertan de la necesidad de abordar las situaciones especiales porque, en muchos casos, estos problemas existían previamente a las medidas de confinamiento y éste puede intensificar conflictos familiares y de violencia.

 

En este contexto, una de las preocupaciones más acuciantes de la Organización es que “el confinamiento puede exponer a los niños en aislamiento social, a una sobre exposición a las pantallas y al aumento de violencia psicológica y física en el hogar. También hay que considerar las graves consecuencias que sufren los niños, niñas y adolescentes en hogares afectados por la pobreza, que además de sufrir la brecha que supone no disponer de acceso a internet para continuar el proceso escolar, donde además, en muchas ocasiones, tienen que convivir hacinados en precarias condiciones habitacionales“.

Por otra parte, “es necesario preservar la salud y el desarrollo de los niños/as y adolescentes cuya vulnerabilidad se incrementa aún más por circunstancias especiales como la privación material derivada de la pobreza previa o de la pérdida del empleo de sus referentes adultos, niños no acompañados bajo medida de protección a la infancia, tener discapacidades; ser solicitantes de asilo, refugiados y desplazados internos, pertenecer a minorías, tener afecciones de salud, vivir en instituciones…“.

Además también es preciso apoyar y reconocer los trabajos maternos que son asumidos en 95% por mujeres: madres, abuelas, hermanas mayores de estos niños/as y adolescentes, que deben enfrentarse a más dificultades a la hora de educar, cuidar y protegerlos en esta situación y que han asumido jornadas dobles y triples de trabajo“.

 

Factores de riesgo

 

Los equipos de Infancia de Cruz Roja se han encontrado, en mayor proporción que antes del confinamiento, a niños/as y adolescentes que se muestran con una vitalidad/conducta diversa a la natural más tristes, que han perdido el contacto con sus amigos, al expresarse parecen más inseguros y hablan menos, o en contraposición más acelerados, algo fuera de sí, donde prevalecen pataletas o rabietas cómo válvula de escape del estrés y frustración que están viviendo desde hace dos meses  y donde el contacto con el mundo exterior es solamente mediante el móvil, la televisión y los videojuegos en línea. La mayoría de los chicos que atendemos se ha quedado descolgados del sistema educativo por falta de recursos materiales y dificultad de apoyo escolar por parte de sus familiares que en muchos casos desconocen el idioma, sus estudios son primarios o por edad no conocen el manejo de nuevas tecnologías.

El confinamiento ha afectado ya física y psicológicamente a la infancia y adolescencia de manera diferencial. “La buena noticia es que estas consecuencias se pueden revertir cuando todo termine, siempre que los niños/as y adolescentes sean considerados sujetos de derecho y se tomen en cuenta sus necesidades, preocupaciones y aportaciones en las políticas públicas dirigidas a los nuevos escenarios. Este proceso será una prueba de fuego para las familias -y en especial las mujeres- que continuarán protegiendo, cuidando y educando y para ello necesitan el apoyo y el reconocimiento de toda la sociedad“.

Datos y cifras de la intervención con Familias e Infancia en Riesgo

A través de los proyectos de intervención con familias e infancia en riesgo, Cruz Roja Española apoya a:

  • 316 personas adultas en su labor educativa, de cuidado y de promoción de la salud infantil, de los que más de 900 personas pertenecen a la Región de Murcia.
  • 954 niños, niñas y adolescentes en especial situación de vulnerabilidad en aspectos relacionados con la salud emocional, la educación y las habilidades sociales, de los que más de 3.000 menores en la Región de Murcia.
  • 4800 familias y niños/as en acogimiento en familia extensa y ajena, de los que 440 familias se encuentran en la Región de Murcia, con 540 menores a su cargo.

 

Principales acciones desarrolladas

 

  • Durante el estado de alarma, Cruz Roja elaboró y difundió entre las familias usuarias la Guía de actividades para el manejo del confinamiento en familia que constituye la base de las acciones telemáticas de soporte psicosocial, acompañamiento, capacitación y sensibilización llevadas a cabo por los equipos de Cruz Roja…..”IMAGINA Cruz Roja” guía de apoyo a las familias con niños, niñas y adolescentes con recursos por tramos de edad a nivel educativo, emocional y lúdico elaborada por los equipos de infancia de Cruz Roja y la asociación juvenil de Cruz Roja Española, Cruz Roja Juventud.
  • Intervención familiar con niños. El soporte psicosocial por teléfono y la capacitación por videollamadas que ofrece Cruz Roja está permitiendo a todos los miembros de las familias, a pesar de las circunstancias, tener una comunicación cercana y abierta, colaborar en las tareas del hogar, conocerse a sí mismos y a los demás, aprender a usar de forma adecuada las tecnologías de la comunicación y relación, a disfrutar de la cultura, el arte y el ejercicio físico, fomentar la curiosidad, la empatía, la solidaridad y el respeto. Los adultos, al disminuir su ritmo de actividad fuera de casa escuchan más a los/as niños/as para identificar cualquier problema físico y psicológico y ponen una gran atención para abordar estos problemas de emergencia de manera efectiva y evitar cualquier consecuencia negativa a largo plazo para ellos.

Desde el proyecto de intervención familiar con infancia en riesgo, financiado por la Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social, estamos trabajando con familias en Murcia, Molina de Segura, Cieza y Yecla, llegando a un total de 62 familias (198 personas) de las cuales la población adulta con la que estamos (117 personas) reciben:

– Seguimiento telefónico para valorar como se encuentra la dinámica familiar durante el confinamiento y necesidad de apoyo o asesoramiento en competencias parentales a través de pautas, ejemplos,recursos,infografías…las temáticas en las que nos centramos son

– Seguimiento al estado emocional de las personas adultas (se ha facilitado teléfono gratuito de CRE con apoyo psicológico en Murcia ya que hemos detectado algunas familias que tienen algún miembro con medicación para prevenir crisis de ansiedad…se hace seguimiento de cómo se encuentra, del contacto médico, de la responsabilidad de tareas en casa y con los menores, alimentación e higiene familiar…éste primer apartado es necesario para poder hacer las derivaciones pertinentes al plan RESPONDE CRE y que las necesidades básicas que se detecten están padeciendo estas familias con menores sean respondidas de forma rápida y urgente a  través del profesional que les conoce y hace seguimiento.

– Seguimiento a cómo se organizan y desarrollan las rutinas en torno a las necesidades de los menores y las normas familiares establecidas. Es muy importante que el menor sepa que es lo que va hacer durante el día y que tenga un tiempo fijado para tareas escolares y otro espacio diferenciado para las actividades de esparcimiento intelectual y ocio. En éste sentido desde CRE estamos apoyando a las familias para organizar espacios y agenda de tareas, como acceder a los recursos digitales que envían los colegios y si es necesario descargando los deberes y enviándolos en pantallazo e incluso imprimiéndolos y entregándolos a las familias a domicilio, los recursos familiares hacen que se estén preparando con donaciones y colaboradores externos la compra de kits escolares para que el material no sea una limitación a la hora del desarrollo educativo del menor y el logro del aprobado en este curso escolar, lo mismo que sucede con los recursos lúdicos enviados por whatsapp a las familias, en forma de juegos, manualidades, retos, bibliotecas de cuentos, películas…todo esto ha sido apoyado con la entrega de juguetes donados por la sección juvenil de Cruz Roja, Cruz Roja Juventud al igual que la gestión hecha en la provisión de tablets y tarjetas SIM para poder ser una herramienta más para las familias durante este confinamiento y un puente en la brecha digital existente entre éstas familias.

  • Cuidado alternativo. Merecen atención especial los niños y adolescentes que ha sido separados de sus familias biológicas y están inmersos en el Sistema de Protección a la Infancia. Sus antecedentes de desamparo y violencia les hacen más vulnerables al impacto de esta situación de crisis. Cruz Roja Española fomenta el compromiso de la ciudadanía en esta modalidad de cuidado, ofreciendo acompañamiento y capacitación a las familias que deciden vincularse al acogimiento en ese proyecto de “parentalidad social”, de manera que contribuya al desarrollo de estos niños y de estas niñas que presentan necesidades especiales fruto del desamparo y carencias en su desarrollo en sus familias de origen o en instituciones. En la Región de Murcia, Cruz Roja Española atiende a 540 menores tutelados por la CARM, que se encuentran a cargo de lo que se conoce como familia extensa (tíos, abuelos…). 440 familias en total están ahora mismo implicadas en el programa.
  • En Cruz Roja Lorca, dentro del proyecto CaixaProinfancia estamos atendiendo actualmente a 240 menores cuyas edades están comprendidas entre los 3 y los 18 años, pertenecientes a un total de 128 familias. Las acciones que estamos llevando a cabo son variadas
    • Refuerzo educativo; se ha contactado con la totalidad de los menores del programa para facilitarles un número de teléfono al que pueden llamar, hacer videollamadas o enviar WhatsApp con las dudas que tienen acerca de las tareas escolares. Además, se ha puesto en marcha en redes sociales, grupos cerrados de trabajo en los que los menores pueden acceder e interactuar con sus compañeros y compañeras ya sea a través de debate, videollamadas, mensajes, etc.
    • Ocio; los educadores de los menores están preparando vídeos sobre retos, manualidad e información varia de qué hacer en casa durante este tiempo y se les está enviado a los menores vía WhatsApp o por redes sociales para que puedan realizar en casa con la familia diferentes actividades.
    • Talleres Educativos Familiares; se están dando pautas a las familias que participan en ellos sobre cómo actuar con los y las menores durante esta etapa, proponiendo actividades y retos que las familias posteriormente graban y nos remiten para que podamos compartirlo con el resto.
    • Talleres materno-infantiles para madres que tienen menores de 0 a 3 años. Se realizar a través de videoconferencia, llamadas telefónica o videollamadas con la psicóloga del programa, la cual transmite información a estas familias gracias también a la colaboración de agentes externos como matronas, psicólogos, nutricionistas, etc.
    • Servicio de Atención Telefónica del programa sigue activo en sus diferentes modalidades (terapia familiar, terapia personalizada, talleres terapéuticos con adolescentes, etc.). Todo esto se realiza a través de llamadas telefónicas, así como videollamadas y tutoriales educativos que se envían tanto a las familias como a los y las menores beneficiarios de este servicio.

 

  • Servicio Multicanal SeracogedorA. Aprovechando el potencial de las herramientas digitales para sensibilizar a la población sobre la medida de protección y ofrecer apoyo a familias acogedoras y a profesionales, poco a poco se ha ido ampliando la información y apoyo, sobre todo a través de redes sociales, a cualquier familia. Desde el inicio del Estado de Alarma por la crisis sanitaria, el Servicio ha sido un canal para la capacitación de las personas adultas de referencia de los niños, niñas y adolescentes que estén a su cargo durante el confinamiento y para la sensibilización de toda la comunidad sobre la importancia del cuidado de la Infancia en el ámbito familiar.

Se difunden mensajes de prevención, apoyo psicosocial, recursos y demás temas pertinentes y de interés durante la cuarentena.

El Servicio Multicanal Ser AcogedorA, que da soporte telemático a familias acogedoras y profesionales del sector, atiende a 15.139 personas (17% hombres y 83% mujeres). Desde el inicio del estado de alerta el 31% de las consultas han sido peticiones de ayuda relacionadas con la situación generada por el COVID19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *