Caixabank y Fundación “la Caixa” destinan 40.000 euros a respaldar a Cáritas y Cruz Roja en la lucha contra el Coronavirus en la Región de Murcia

CaixaBank, a través de su Acción Social y en colaboración con la Fundación “la Caixa”, ha dotado con 40.000 euros a Cruz Roja de Murcia y a Cáritas Diocesana de Cartagena para respaldar los proyectos desarrollados por ambas instituciones con el objetivo de amortiguar los efectos del coronavirus en la Región.

 

Cada una de las dos instituciones han recibido una dotación de 20.000 euros que irán destinados a la adquisición de productos alimenticios, de higiene personal y de atención médica para las familias más afectadas por la pandemia en la Región de Murcia.

 

El director territorial de CaixaBank en Murcia y Andalucía Oriental, Juan Ignacio Zafra, ha destacado los esfuerzos que está realizado la entidad para estar junto a los colectivos más vulnerables durante la crisis, “especialmente junto a estas familias con menos recursos, que son las que se están encontrando con mayores dificultades para salir adelante en estos momentos”.

 

Actuación global en toda la Región

 

Por parte de Cruz Roja, las ayudas están gestionándose a través de las Asambleas Locales de los municipios en los que se han detectado mayores necesidades, materializándose con entregas directas a las familias beneficiarias de productos de primera necesidad y tarjetas con aportaciones económicas.

 

Por su parte, Cáritas Diocesana de Cartagena está desarrollando sus actuaciones con la atención directa a las familias, con la gestión de varios economatos, comedores sociales o residencias para personas sin hogar.

 

De hecho, entre los colectivos beneficiarios de ambas líneas de actuación también están los migrantes, los núcleos chabolistas y las personas sin hogar.

 

La Acción Social, uno de los pilares del Plan de RSC de CaixaBank

 

Gracias a su capilaridad territorial, la red de oficinas de CaixaBank puede apoyar a la Fundación “la Caixa” en su labor social, detectando necesidades de entidades sociales locales y canalizando una parte de su Obra Social. La colaboración entre ambas instituciones hace posible que miles de pequeñas y medianas entidades sociales solidarias puedan acceder a ayudas económicas para sacar adelante sus proyectos. Cada año, más de 11.000 proyectos reciben, en conjunto, unos 44 millones de euros en favor de más de 7.000 entidades sociales de todo el país.

 

La Acción Social es uno de los pilares del Plan de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de CaixaBank dentro de su modelo de banca socialmente responsable. Además de la distribución de ayudas económicas de la Fundación ‘la Caixa’, Acción Social promueve el voluntariado de los empleados de CaixaBank organizando Semanas Sociales, a las que se adhiere cerca de la mitad de la plantilla; impulsa su participación en cientos de talleres de educación financiera; y organiza la recogida anual de millones de litros de leche con destino al Banco de Alimentos.

 

CaixaBank es una entidad con una vocación profundamente social. Fruto de la herencia que ha recibido, mantiene una actitud de servicio a la sociedad y a sus clientes. Por ello tiene un compromiso firme con la inclusión financiera y es la única entidad presente en el 100% de las poblaciones de más de 10.000 habitantes y en el 94% de las de más de 5.000. Es también la única entidad que ofrece microcréditos a personas sin garantías ni avales, a través de MicroBank, para ayudarles a impulsar sus proyectos personales y profesionales. Mantiene un compromiso con la cultura financiera a través de múltiples iniciativas, para ayudar a que las personas tomen mejores decisiones en la gestión de su economía doméstica.

 

CaixaBank destaca por su actuación responsable y así se lo reconocen los principales organismos internacionales. El Dow Jones Sustainability Index la sitúa entre los mejores bancos mundiales en términos de responsabilidad corporativa. La organización internacional CDP, por su parte, la incluye como empresa líder contra el cambio climático. Además, Naciones Unidas ha otorgado a la entidad, a través de sus filiales VidaCaixa y CaixaBank Asset Management, la máxima calificación (A+) en inversión sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *